martes, julio 11, 2006

The Dorapa's Journal

Aqui una reproducción del texto “Porqué las mujeres no deben hacer stand-up”, publicado en The Dorapa's Journal, escrito por Soledad "Jefa" Salinas:

Luego de reiterados pedidos por parte del público lector de que el editor responsable realice una presentación de stand-up, el mismísimo, argumenta en este pequeño fraseo, los motivos por los cuales recomienda a las borreguitas desorientadas no hacer un stand-up. Sepamos desde ya que las mujeres son los seres más deleznables, y desmesuradamente densos que la evolución pudo presentar en el tapete terrestre.
Si un stand-up lo realiza una mujer, el 99% de los presentes se va a dar cuenta de lo lesbiana que es.
Mujer agarrando el micrófono, chiste fofo y barato.

Mujer con vestido de lentejuelas...espectáculo penoso, porque no creo que Dolores Fonzi se meta en tamaña empresa, quizás lo haga por esnob, igual sigo pensando, la prefiero en la Playboy. Se da cuenta?...Ya se huele el lesbianismo.

Mujer haciendo chistes sobre la celulitis y la figura...como se darán cuenta, tema escarbado hasta los orígenes etimológicos de la pobre palabra celulitis, que no tiene la culpa de ser el significado de un significante que torture tanto a la hembra de estas tierras.

Hacer chistes sobre el dolor provocado por la depilación, ya fue, está demasiado out, porque la depilación láser tiene un costo medianamente accesible, y aparte jamás realizaría un stand-up `para una manga de pobretonas que no tienen acceso ni a un triste Epilady.

Chascarrillos sobre la menstruación, los tampones, las toallitas, es de un tinte vomitivo. Si tanto le molesta todo ello, ya el gobierno las esteriliza gratuitamente en los efectores de salud públicos, y que se vayan a quejar a Magoya.

Obvio, que si pasamos por estos estadios, tiro por elevación, nos vamos a su etapa menopausica, que se traduce en un: “Sos una gagá, date cuenta tus hormonas no van a volver, y no te creas que sos seductora porque Arjona lo haya expresado alguna vez, y por dios!! no te vayas a comprar calzas y remeras escotadas para hacer deporte porque la cantidad de pecas que tenés en ese pecho viejo es directamente proporcional a la cantidad de ridiculez que destilas.

Hablar de la intuición femenina, a quien le importa, si se le puede dar la cana al chongo de turno con solo marcar la memoria del celular.